Kong Fu Shaolin

Primeramente, es necesario aclarar que Kung Fu y Kong Fu son la misma cosa. Si bien el uso del primer término se extendió en occidente, es la expresión Kong Fu la que mejor se ajusta a la fonética del chino mandarín y al dialecto usado en Singapur, por lo cual preferimos mantener dicha denominación, que fue lo que nos transmitió el Sichún Sim Pooh Ho.

Ambos términos corresponden a lo que entendemos en occidente como artes marciales chinas, palabras popularizadas por el cine y la TV en los años ’70. En el último tiempo también se ha difundido el término utilizado en China, Wu Shu, lo cual vendría a denominar exactamente a lo mismo: artes marciales chinas. En dicho sentido, podríamos decir que toda arte de defensa chino -Wu Shu-, incluyendo al Tai Chi, tiene un poder o destreza marcial denominada Kong Fu.

Sin embargo, dado el uso que se le ha dado en occidente, en Nam Wah Pai mantenemos el uso más extendido del término Kong Fu (o Kung Fu), para referirnos a las artes marciales externas, en nuestro caso, el Shaolin.

El Shaolin constituye un arte marcial externo -wei chia-, sistemas caracterizados por una gran potencia y manifestación a nivel físico, con una considerable ejercitación de todo el sistema motor, tanto en su forma aeróbica como anaeróbica.

Ejercicios en Kong Fu Shaolin

El entrenamiento Shaolin se estructura en tres pilares fundamentales, los cuales avanzan de menor a mayor dificultad según el grado, y donde cada uno es puesto a prueba al momento de dar examen:

1. Tao chen, o forma: Lo cual es conocido en otras artes marciales como kachi, katá o pumse. Consiste en una serie de movimientos previamente establecidos, donde se simula un combate o acción de ataque y defensa. Su correcta ejecución técnica involucra asuntos tales como la posición, la rapidez y la agilidad, el uso de la fuerza, la tensión y relajación muscular, la precisión y la alineación del golpe.

Podemos detallar algunos tipos de Tao chen:

  • Tao Chen propiamente tal, de manos vacías. Si bien gran parte del currículum está centrado en el Shaolin, a partir de cinturón café es posible aprender Tao Chen de otros dos estilos de Nam Wah Pai: Wu Jao y Shing I.
  • Tao Chen con uso de armas. Las mínimas a aprender son el Kun (vara) y el Tao (sable). A partir de cinturón café, es posible aprender otras, por ejemplo: Chien (espada), San Chie Kun (vara de tres secciones), Fu Sou Tao (machetes dobles), Pu Tou Chian (lanza con una gran hoja a manera de hacha), entre muchas otras.
  • Tui Che, o forma de defensa personal, realizada entre dos personas de manera simultánea. Existen varias de manos vacías para el nivel de estudiantes, y en el nivel de instructores es posible aprender algunas con armas.

2. Chi Kong marcial, o entrenamiento de fuerza interior: Habilidad que es aprendida en Nam Wah Pai a partir de la etapa de discipulado. Consiste en ejercicios que permiten captar energía de la naturaleza y dirigirla por los meridianos del cuerpo a diferentes puntos de éste, con el fin de lograr la resistencia física necesaria para recibir golpes y para propinar poderosas técnicas, todo sin recibir daño alguno. Existen entrenamientos específicos para manos, piernas, cabeza, tronco (camisa de hierro) y ciertos puntos vitales. La manifestación de dichas prácticas se realiza en demostraciones y exámenes mediante el rompimiento de objetos, o la resistencia ante golpes o presión.

Como contraparte al carácter principalmente externo del Shaolin, el Chi Kong es de carácter interno. Su dominio radica en ejercicios de respiración, meditación y concentración mental.

3. Combate libre: Aspecto fundamental de la práctica, pues es una manera de aplicar la variedad de técnicas vistas en los tao chen. En dicho sentido, el combate Shaolin se ve enriquecido con el aporte del Tai Chi Kong, aprendiendo a aplicar lo duro y lo suave simultáneamente.

¿Quieres inscribirte y necesitas saber más? Lee las preguntas frecuentes, probablemente encontrarás respuesta a algunas inquietudes.